¿La figura jurídica de la tacha de falsedad en documentos privados procede frente a la falsedad ideológica y material?

0
360

El Consejo de Estado, en  Sentencia proferida el 27 de octubre de 2016, bajo el radicado 2016-4301, en primera medida dedujo que la presunción de autenticidad de los documentos, puede ser desvirtuada a través de la tacha de falsedad, la cual procede, tratándose de documentos privados, sobre escritos definitivos y no preparatorios.

Hay que mencionar además, las diferencias relevantes conforme a la tacha de falsedad en documento privado, y es muy claro al identificar las características respecto de los conceptos de falsedad ideológica y material, haciendo alusión en primera medida a la falsedad de tipo material, la cual se presenta cuando se efectúan alteraciones  al documento, supresiones, cambios, adiciones, o se suplanta su firma.

Cosa parecida, pero no igual, sucede con  la falsedad ideológica o intelectual, ocurre cuando la declaración que contiene el documento no corresponde a la realidad. Respecto a esta figura la corte constitucional en sentencia C- 637 de 2009, la define como: “falta de verdad de un documento, independientemente de su integridad materialidad, La falsedad ideológica en documentos se presenta cuando en un escrito genuino se insertan declaraciones contrarias a la verdad, es decir, cuando siendo el documento verdadero en su forma y origen (auténtico), contiene afirmaciones falsas sobre la existencia histórica de un acto o un hecho, o sus modalidades, bien porque se los hace aparecer como verdaderos no habiendo ocurrido, o cuando habiendo acontecido de determinada manera, son presentados de una diferente”

Ahora bien, regresando al concepto emitido por el Consejo de estado, se concluye que, la tacha de falsedad solo es procedente frente a la material, por cuanto constituye una falsedad documental y no frente a la simulación o adulteración del contenido del documento, para cuya información deben utilizarse los términos probatorios de las instancias pertinentes y que la falsedad material es aquella que constituye el objeto de la tacha, por lo que solo a través de esta se puede desvirtuar la autenticidad del documento.

Dra. Paola Páez.