Beneficios económicos a favor del trabajador pueden ser disminuidos siempre y cuando existe la voluntad del trabajador.

0
101

La Corte Suprema de Justicia en la sala laboral  indicó que de conformidad con el artículo 132 del Código  Sustantivo  del  Trabajo, el empleador sí puede disminuir algunos beneficios económicos pactados con el trabajador en el contrato laboral, siempre que exista su consentimiento o aceptación, como ocurre cuando así se pacta en otro sí.

Según la corte, lo que dicha disposición restringe es la disminución  unilateral, y arbitraria y contra la voluntad del trabajador o la afectación al mínimo legal.

Por otra parte, hizo ver que aceptar la flexibilidad contractual que ha admitido la corporación en estos casos, que no califica necesariamente de injusta en especiales circunstancias, puede resultar, en realidad, más conveniente para el trabajador, pues, además de proteger su estabilidad en el empleo, puede permitir una mayor amplitud o liberalidad de parte del empleador.

A manera de conclusión indicó que hay que respetar en determinados casos una relativa autonomía de voluntad, que el Derecho Laboral limita, pero no invalida, se ajusta a la especial protección a que tiene derecho el trabajador y, así mismo, a realizar la justicia en las relaciones laborales dentro de un espíritu de coordinación económica y equilibrio social.