CIDH señalo que la destitución e inhabilidad del Dr. Gustavo Petro debe quedar sin efectos.

0
22

En un informe de fondo, enviado al Estado colombiano, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, recomendó que sea revocada la sanción de destitución e inhabilidad para ejercer cargos públicos que le fue dictada por la Procuraduría General de la Nación al entonces alcalde de Bogotá, Gustavo Petro Urrego.

Lo anterior fue derivado de la sanción que dictó el entonces procurador Alejandro Ordóñez por supuestas irregularidades en el cambio del esquema de recolección de basuras, y por la cual el mandatario acudió a la CIDH, organismo internacional que admitió el caso e incluso otorgó medidas cautelares en su favor solicitando el reintegro del mencionado alcalde a su cargo público como alcalde de Bogotá.

Ahora, en las recomendaciones de fondo, la CIDH señaló que se debe dejar sin efectos dicha sanción de forma tal que Petro “pueda ejercer libremente sus derechos políticos, incluyendo su derecho al sufragio pasivo” como para el caso en particular, las próximas elecciones presidenciales en nuestro país, por lo cual se deberá reparar integralmente al Dr. Gustavo Petro y adecuar la legislación interna sobre la potestad que tiene la Procuraduría actualmente de inhabilitar y destituir a personas que hayan sido elegidas popularmente.

Luis E. Naranjo

Actualidad Jurídica Empresarial