¿Qué es la figura del Outsourcing?

0
46

El contrato de Outsourcing es entendido a su vez como una subcontratación, por medio de la cual las empresas, buscan recurrir a una agencia exterior, para que ejecuten una función necesaria para el desarrollo del objeto de la compañía.

Se busca a su vez que, con la celebración de este contrato se reduzcan los gastos directos, en los que la empresa debe incurrir, al no ser su especialidad el objeto por el cual se pretende subcontratar el servicio de otra compañía.

Otras de las funciones que se pueden suplir con la figura del Outsourcing son:

  1. Destinar recursos para otros propósitos
  2. Reducir significativamente los gastos que se derivan de la operación
  3. Enfocar la empresa, para que se enfoque en el desarrollo de su objeto social.

Sin embargo, es necesario resaltar los riesgos que conlleva dicha figura, entre los que están.

  1. Riesgos derivados de la mala ejecución del objeto contractual
  2. Riesgos en el manejo de la confidencialidad
  3. Dependencia excesiva por parte de empresas externas.

Finalmente se podría argumentar que la contratación por medio de la figura de Outsourcing, permite en primera instancia que las empresas, puedan delegar funciones a una agencia externa, sin desconocer, que dichas funciones, aunque no son principales para la empresa, aportan para el correcto desarrollo del objeto social de la misma, sin dejar de lado, que se deben mitigar los riesgos que dicha figura conlleva y que puede traer consigo consecuencias a futuro.

 

Dra. Paola Páez

Actualidad Jurídica Empresarial