DEFINICIÓN, RÉGIMEN Y PARTES EN EL NEGOCIO DE CONSUMO

0
70

Desde la Constitución Política colombiana se ha venido protegiendo a los individuos que se encuentran en situación de debilidad respecto de alguna norma o de otras personas, es así como el articulo 78 estableció la protección especial de los consumidores y la necesidad de reglamentar sus garantías y derechos; disposición que no debe ser entendida solo para la protección de estos, sino también a la economía en general.

El negocio de consumo puede ser definido como aquel acuerdo de voluntades, mediante el cual una persona denominada específicamente como productor o como proveedor vende un producto o presta un servicio a un consumidor para su uso doméstico, y el ultimo se obliga a pagar un precio por el bien o servicio prestado.

Atendiendo a la definición dada se puede identificar tres sujetos intervinientes en el negocio, los cuales son: el productor, el proveedor y el consumidor. El productor es aquel que fabrique, produzca, diseñe, ensamble o importe algún producto; El proveedor es aquel que ofrece, distribuye, suministre o comercialice algún producto y; el consumidor es aquel que adquiere para su uso doméstico propio o de un tercero.

En relación con el acuerdo de voluntades se puede decir que pertenece al contrato que se celebra según el artículo 1602 del Código Civil, lo que nos puede hacer creer que es un negocio netamente civil, de igual manera se evidencia que una de las partes (productor o proveedor) desarrolla una actividad de comercio, hecho que nos puede ubicar en Derecho Comercial. Pero en relación al consumidor y su posición de desventaja frente al productor o proveedor, nos lleva a unas garantías especiales que se establecen únicamente en el Derecho de Consumo.