EL CONTRATO A TÉRMINO INDEFINIDO Y LA DESVINCULACIÓN LABORAL SIN JUSTA CAUSA.

0
160

Es muy común que en la relación laboral se llegue a un momento en el cual alguna o las dos partes de esta relación no se encuentran conformes a las condiciones del contrato, el rendimiento del trabajador y alguna de las dos partes o las dos están a la espera de algún incumplimiento del contrato.

Las compañías deben evaluar que puede resultar más económico para la compañía, puesto que superado el periodo de prueba, que no puede ser superior a dos meses en los contratos laborales a término indefinido; y que muchas veces resulta poco tiempo para conocer al trabajador, sus aptitudes y el desempeño en el cargo encomendado.

En caso de despido sin justa causa el empleador deberá pagar una indemnización que para el contrato a término indefinido es cuantificado en treinta dias de salario por el primer año laborado o proporcional al tiempo que lleve trabajando, lo cual es mucho menor a la sanción que se impone en los contratos a término fijo.

En la eventualidad de que así ocurra, lo máximo que se deberá pagar será un sueldo mensual si no ha excedido el año de trabajo y muchas veces puede resultar mucho menos perjudicial funcional y económicamente a la compañía prescindir de los servicios y pagar una indemnización que seguir con un trabajador el cual puede generar más perdidas.

Daniel Molina Muñoz.

Asesor Legal Empresarial