LA FACTURA ELECTRÓNICA TIENE LOS MISMOS EFECTOS JURIDICO QUE LA FACTURA EN FISICO.

0
80

La factura electrónica se encuentra regulada en el artículo 772 del Código de Comercio, basándose en que esta no pierde validez por ser electrónica a diferencia de lo anterior sigue siendo un título valor que el prestador del servicio podrá librar, entregar o remitir al comprador; además de lo anterior también está consagrado en el numeral 1º del artículo 2º  del Decreto 2242 del 2015 mediante el cual indica que  será un documento legalmente válido como medio de respaldo para las operaciones entre contribuyentes.

Dentro de las características comunes de la factura electrónica se encuentra que el título se firmará digitalmente por el emisor, así las cosas, la numeración será autorizada vía internet por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) y podrá ser representada gráficamente.

Cabe señalar que según las diferentes concepciones éste será un medio bajo el cual los contribuyentes, vendedores, emitentes y destinatarios se verán beneficiados; toda vez que propone optimizar los procesos de envío de bienes y servicios, con todo y lo anterior, habrá mayor disponibilidad respecto de la información que contiene el cuerpo de la factura; de manera que genera un beneficio de agilización de procesos debido a que ahora será más fácil rastrear la factura y verificar en que momento fue modificada.

Como se explicó, de acuerdo a lo anterior la factura por configurarse mediante documento electrónico no pierde la validez jurídica que la Ley le ha concedido, situación que permite inferir que este es un documento que soporta transacciones de venta de bienes o servicios y que además operativamente, tiene lugar a través de procedimientos computacionales y soluciones informáticas teniendo en cuenta la era tecnológica por la cual atraviesa el mundo actualmente.

 

Dra. Paula Tiusaba Robayo

Actualidad Jurídica Empresarial